9 may. 2011

Como pago pues...

Y esto ¿a que viene?, pues eso, hay un concepto muy extendido entre algunas personas que asocia el hecho de pagar, impuestos, alquileres, entradas, consumiciones, etc. con la potestad de hacer lo que les venga en gana al respecto del concepto que pagaron.

Vamos a poner una serie de ejemplos:

A.1) Los dueños de perros, sacan a sus mascotas a pasear por las calles de la ciudad, como pagan un servicio de recogida de basuras, no tienen que preocuparse de que su animal deje las mierdas donde le salga tirarlas, ya pago impuestos que las recoja el barrendero.

A.2) Transeuntes incívicos, van de un sitio a otro y cuando les apetece independientemente de que haya o no una papelera cerca tiran al suelo lo que les viene en gana, ya pago para que recojan, así les doy trabajo.

B) Esta me va a salir cara: Vale que los fumadores estén quemados por no poder fumar donde les de la gana, pero ¿a cuantos se le ha ocurrido dejar de tirar las comillas al suelo? Son una minoría aquellos que con algo de civismo apagan la colilla en el borde de la papelera (sí, existen papeleras) y la tiran dentro ya apagada.

C,D,E) Ya sabemos, ¡todos lo sabemos! que vas a pagar lo que compres, veas en el cine, bebas o comas, pero eso no te otorga derecho de comportarte como sí estubieras en tú casa, sito donde puedes hacer lo que te parezca (con unos límites te recuerdo).

En el cine es una gran falta de educación comentar la película con la persona de cinco butacas a derecha o izquierda, es el derecho de cualquier otra persona en el cine que le permitan ver la película sin tus interferencias.
Por no mencionar la interferencia de tú móvil. O lo que es peor la mezcla de las dos anteriores.
De la misma manera estaría bien que cuando comas o bebas, en locales destinados a este menester, te acuerdes que quién está trayendo la comida o bebida es una persona que merece ser tratada, a priori y en la mayoría de las ocasiones, con respeto, sobra la frase "Me vas a traer ...", que algunos utilizan y podemos usar un "Por favor, un ... , gracias" también sería bueno que no hicieras participe al resto de la sala de tus opiniones sobre tú jefe o sus secretaria o lo primero que se re pase por la cabeza, ya seas del Barça del Madrid o la Gimnástica Segoviana.

En resumen el hecho de pagar no es el derecho de abasallar o ser desconsiderado e ignorar a los demás, los comentarios que haces en el restaurante / cine / teatro / demás lugares públicos, a voz en grito (no entremos en cantarle el cumpleaños feliz a un amigo en una cena) no son mejoras cuando entras en el derecho de los demás a tener un rato tranquilo o disfrutar del espectáculo. Lo que sea imponerte a los demás, hazlo en tú casa o espera a salir, hay más gente además de ti en cada sitio al que vas y se merecen el mismo respeto que tu, simplemente por ser personas.

Vivid bien.
Nos leemos.

6 comentarios:

grego dijo...

que peli te jodieron?

Radagast2099 dijo...

Es una entrada en general, gente que habla en los cines y hasta contestan el movil o a voces en el restaurante, generalidades.

banby dijo...

Yo tengo dos Pequeñajas (Maya y Panky) y hasta ahora nunca pensé en no recoger las caquitas cuando salimos de paseo pero tu comentario me da idea. Bueno Bromas aparte la educación de cada familia no es igual y ya que no vivimos un molde ideal de lo que es educación no se puede pedir mucho en lo general. Hay normas en los establecimientos y hay que cumplirlas, si no estamos satisfechos con la actividad se puede reclamar en ese mismo lugar.
Pero tu publicación es lo que todo pensamos y nadie decimos.

Anónimo dijo...

A la vista de este comentario relativo a la falta de urbanidad existente en la actualidad, no solo entre los jóvenes sino entre gente de toda edad y condición; debo indicar que estoy a favor de todo lo que D. Radagas 1º ha dicho salvo una cosa, si a la que una mesa canta el cumpleaños feliz a un homenajeado, regocijándose del nacimiento y la existencia de dicha persona, alguien se siente molesto, ni tiene sangre en las venas ni na, y merece una horrible vida de 100 años en perpetua soledad sin nadie que le ayude a pasar sus postreros años, en una sepultura nunca visitada y sin nadie que deje dos monedas en sus ojos para pagar al barquero.
P.D. los niños en casa y con bozal.
El abogado del demonio, digo diablo.

Radagast2099 dijo...

Pero no es tema solo de la educación en cada familia, es un tema de civismo.
Pipas, colillas, papeles, chicles, cacas de perro en las aceras.
Desconsiderados en restaurantes, bares, cines, la calle.

Es un problema social, no familiar, no me vale un en la calle hago lo que quiero, hay un límite que no puede pasar tu libertad y es el de mi derecho y de la misma forma, mi derecho no puede coartar tu libertad.

Simple y llanamente civismo y respeto.

Anónimo dijo...

Hombre ya era hora de que volvieras a escribir, echaba de menos tus comentarios.
Espero que no los dilates tanto.