22 ene. 2008

Por Impulsos

Hola

Tengo que reconocer que muchas de las cosas que hago nacen de un impulso, este hecho no quiere decir que no medite lo que hago, por ejemplo, hace unos meses decidí dejarme barba, ¿porqué? porque me apetecía cambiar la imagen, la barba me crece rápido, y con una semana que no me afeite ya tengo una respetable cantidad de pelo en la cara y a las dos semanas dispongo de una tupida barba, para tomar esta decisión no hay que pensar mucho, lo unico que se ve afectado es la imagen, eso si hay que ser consciente que tienes que cuidar la barba; de igual manera he decidido que dado que me molesta un poco y que me apetece de nuevo tener despejada la cara, me la afeito. A partir de un impulso me compré la "PDA", realmente llevaba tiempo queriendo tener una, pero no tenía ninguna razón para comprármela, la primera vez que pensé en comprar una no lo hice porque no tenía ninguna razón para tener una, pero hace unos meses recuperé aquel impulso, quiero una PDA, y si que tengo razones para tenerla, como me gusta escribir cosas (para el que no lo sepa tengo un blog) y prefiero guardarlas en formato electrónico me viene de perillas, no tengo que almacenar un montón de papeles, además dispongo de una agenda de contactos y de citas, sustituyo a la de papel en estos menesteres, y cosa que no hacía la de papel, puedo conectarme a internet (si hay wi-fi abierta), puedo ver series, películas, escuchar música, leer libros en formato electrónico y estoy pasando mis personajes de rol a la PDA en formato excel para que se actualicen todas las habilidades cuando el personaje sube de nivel (así me evito reescribir y recalcular los elementos de la hoja),
también dispongo de varios programas de utilidades y juegos que hacen que el tiempo de espera en estaciones de bus, tren, salas de espera del médico y etc sea algo más ameno, el impulso tiene una razón para permitírsele seguir.
Otro impulso, quiero una moto, una estilo custom, como la Harley Davitson (a que lo he escrito mal), pero no me la compro, no porque no tenga dienro que lo tengo, pero ocurre que no me la puedo comprar porque ese dinero estará mejor empleado en otros menesteres, poner unas ventanas nuevas, comprar alguna estantería (los comics empiezan a invadir el suelo en montoncitos, je, je, je) y otros beneficios más urgentes, satisfactorios y menos arriesgados.

Y en relación con este blog pues me dan ataques de escritura, lamentablemente y como un escritor, del cual no recuerdo el nombre, sentenció alguna vez "si publicase todo lo que he escrito no me dejarían escribir de nuevo", diciéndole así a quien le entrevistaba que no todo lo que escribía era bueno por escribirlo el, así que yo que no soy escritor pues fijate lo que puedo escribir, y si no con subir arriba de este blog ya tenemos un ejemplo.

Vivid bien.
Nos leemos.

1 comentario:

Fernando dijo...

Pues yo sé de uno que, de un impulso, se largó a Alemania... :-)