30 jun. 2008

Campeones, campeones, oeee oeee oeeeeeeee

Buenas

Aún a pesar de mis agoreras previsiones, como muchos otros españolitos (da igual nacidos o adoptados) pasamos los últimos 105 minutos de la Eurocopa del 2008 con el corazón en vilo, disfrutando de las jugadas de "la roja" y sufriendo con las llegadas a la portería de Casillas por parte de los alemanes; no puedo dar datos concretos de tiempo de posesión, tiros a puerta, faltas y demás estadísticas del partido (cosa que no creo necesaria), hay que reconocer que ganaron los mejores, por juego, por calidad, por sacrificio, ¡por fin!, 44 años después y ahora en color, la selección ha quedado campeona de la eurocopa, con jugadores de Asturias, Andalucía, Canarias, Castilla, Cataluña, Madrid, País Vasco y Valencia, vamos de toda o casi toda la geografía de España, por mucho que se empeñen los políticos España no está rota, "la roja" nos tiene cosidos por el corazoncito; ¡que forma de hacer piña!, todos juntos han ganado la Eurocopa.
De todo lo que vi, me gustaría destacar algunos detalles, por ejemplo, Sergio Ramos, que al finalizar el partido se puso una camiseta recordando al fallecido jugador del Sevilla Antonio Puerta, o la muestra de afecto y naturalidad del rey cuando abrazó a Casillas, supongo que alguno de vosotros recordará otros detalles, aquí se pueden poner los que queráis. Hoy, como el día después de la eliminación de Italia, no soy ni más rico, ni más guapo, ni más listo, pero además de estar algo más contento que cualquier otro lunes, si soy más optimista, el triunfo de ayer nos tiene que decir, a los que no jugamos, que con tesón, esfuerzo y espíritu de lucha, apoyándonos y apoyando a los demás podemos seguir adelante y sin desanimarse, al final todo llega.

Vivid bien.
Nos leemos.

2 comentarios:

Kush dijo...

Tio pero si parecias que jugabas tu, no parabas quieto asi que mas rico, no se pero mas delgado quiza si

Anónimo dijo...

partido bueno donde los haya, a ver que hace Krusti ahora (espero que no traiga a Raúl de nuevo)

Que manera de transformar Colón y la bandera tamaño campo de tenis en un emblema deportivo.