29 jul. 2010

Toros si, toros no.

Buenos días

El tema por viejo y recurrente y por la peculiar relación que tengo con él, me produce un gran desasosiego, por un lado me indigna el trato que se dispensa en muchos de los pueblos de "la piel de toro" al animal, se le trata con poco respeto y menor cuidado, por otra parte me resulta agresiva la manera en la que los antitaurinos se refieren como "asesinos" a la gente implicada, ya sea como espectador, o participante en un "festejo taurino".

Estaría bien que por una puñetera vez se dejasen los radicalismos y el politiqueo de mierda a un lado. Lo que había que haber hecho es reformar el asunto este, retirar elementos como los picadores, lo siento pero no veo la necesidad del tercio de varas, sigo pensando que tenemos una tecnología suficientemente adelantada, para hallar una forma de no clavarle los arpones de las banderillas al toro, otra forma habrá de sujetarlas, y finalmente no creo necesario que se mate al animal de la forma en la que se le mata. Si que sostengo que es necesario sacrificar al animal que entre en un recinto taurino, pero creo que muchos de los "maestros" no tienen ni pajolera idea acerca de que hacer con una espada y porque la estocada tiene que tener una trayectoria en concreto, tampoco me puedo olvidar de los descabelladores de n+1 intentos que tiene tela el tema.

De verdad, el toreo de capote y muleta es muy bueno y creo que hacerlo bien es todo un arte, podemos prescindir de la sangre, creo que si esto tiene intención de sobrevivir es necesario que se elimine la afición a la sangre del animal.
Otro concepto interesante es lo que dicen "el toro se estresa" o "que es un sufrimiento inútil", solo diré que tiene pinta de que humanizan a un animal y que saben muy poco acerca de como es la vida de un toro de lidia o siquiera de la del ganado bobino, de hecho he constatado que en muchos casos desconocen el proceso que sigue "la carne" del chuletón, los huevos, pollo, pescado que se comen, o la ropa que se ponen, tanto el cuero como la lana, o la leche que beben, si estás por "evitar el sufrimiento animal" atente a todas las consecuencias.

Por otro lado de parte de los antitaurinos me han llegado falacias del estilo que cuando les ponen la divisa, ese crespón que llevan en el lomo los toros a la que salen de toriles, "les inyectan una droga para que estén atontados", pero bueno, a ver, que mentira es esta carece de toda lógica que atontes a un animal que lo que te interesa es que se comporte de forma peleona y luchadora.

Repito, dejen los enfrentamientos y miren más de diez cm delante de sus narices, sin "tauromaquia" se van a perder las denominadas razas de lidia, y parajes naturales como la dehesa que es un ecosistema propio, particular y endémico de España, se irán al garete, por no mencionar que muchas obras arquitectónicas se perderán por inútiles, pero también tienen que saber los taurinos que de seguir en el camino que están "la fiesta" se autoconsumirá y terminará por desaparecer.

Lo que si que me gustaría que quedara claro es que, asuntos como toro de fuego, toro ensogado, el infame "Toro de la Vega" y otra ristra de auténticos maltratos a los animales tendrían que abolirse, o por ley o mediante la educación en el respeto a todos, por supuesto los encierros tendrían que regularse mejor de lo que están, porque lo que no puede ser es que en encierros como los de Cuellar (Segovia), que tienen un tramo en el campo, en lugar de guiar a los toros hasta los corrales por jinetes expertos, se acose a los animales por parte de conductores en muchos casos ebrios y en otros fanfarrones fantasmas que solo quieren presumir, y desde luego el más hiriente de todos los casos es el de los encierros de Pamplona, que desde luego la mitad de la gente que corre tendría que quedarse en su casa sin molestar a corredores serios, ni pastores y mucho menos a los toros a los que NO SE PUDE TOCAR y si tocas a uno de los toros un pastor te da con la vara, es su obligación hacerlo y es la del corredor no manosear a los animales, además de no masificar el recorrido.

En resumen, no prohibir, mejor adaptar que negar.

Vivid bien.
Nos leemos.

3 comentarios:

Ceci dijo...

A mi todo este asunto me causa una animadversión que me incomoda, no es que me gusten los toros, pero he crecido con la concepción de que es un arte y una forma de vida el toreoy por otro lado no puedo soportar verlo y prefiero que éstos no sufran...entonces soy, creo, una de las pocas personas que no se pronuncia al respecto sobre lo qué prefiero, y eso que habitualmente siempre tengo claras mi ideas y no tengo ningún reparo en exponerlas, por eso es que agradezco esta entrada que acabo de leer, que se acerca mucho a mi manera de pensar y sobre todo sentir respecto al tema tratado...


También creo que mejor la adaptación que la prohibición, a este paso...no podremos dar un beso en plena calle.

Anónimo dijo...

La prohibición de los toros en Cataluña me parece una intromisión más en las libertades individuales, un intento de controlar todas las esferas de la vida del individuo; seamos serios, quitando el día de la reaparición de José Tomás en la monumental las corridas de toros son minoritarias y tendientes a la desaparición, man que me pese pues me declaro un forofo de los toros no praticante.
De manera que si el futuro de los toros es la desaparición por falta de rentabilidad y de público, no olvidemos es un festejo popular, y si le quitas lo popular y además pierdes pasta pues... Que así sea, pero que no impongan la prohibición absurda en este país de extremos y extremistas.
Del hecho de que los toros sean una seña identitaria de España y del sufrimiento del animal, tan pregonado justo en este tema ya hablaré en otra ocasión.
Fdo. "Vez como muere un León cansado de hacer el Oso"

Anónimo dijo...

La prohibición de los toros en Cataluña me parece una intromisión más en las libertades individuales, un intento de controlar todas las esferas de la vida del individuo; seamos serios, quitando el día de la reaparición de José Tomás en la monumental las corridas de toros son minoritarias y tendientes a la desaparición, man que me pese pues me declaro un forofo de los toros no praticante.
De manera que si el futuro de los toros es la desaparición por falta de rentabilidad y de público, no olvidemos es un festejo popular, y si le quitas lo popular y además pierdes pasta pues... Que así sea, pero que no impongan la prohibición absurda en este país de extremos y extremistas.
Del hecho de que los toros sean una seña identitaria de España y del sufrimiento del animal, tan pregonado justo en este tema ya hablaré en otra ocasión.
Fdo. "Vez como muere un León cansado de hacer el Oso"